Usa esta calculadora para obtener tu indice de masa corporal, debes introducir tu peso, altura y genero para saber el resultado, ten en cuenta que esto no sustituye la consulta a un nutricionista y que no debe ser tu única guia, te aconsejamos consultar a un especialista para que te ayude con tu dieta y hacer ejercicio.

Aviso: debes ingresar los valores sin coma, ni punto.

Calculadora de indice de masa corporal

Edad
Por favor ingrese una edad valida
Genero
Masculino Femenino
Altura
Por favor ingrese una altura hasta 250 cm
Peso
Ingrese el peso correcto
Rango: Infrapeso: Delgadez Severa (0-16 BMI)
Rango: Infrapeso: Delgadez moderada (16-16.99)
Rango: Infrapeso: Delgadez aceptable (17-18.49)
Rango: normal (18.50 - 24.99)
Rango: Sobrepeso (25-29.99)
Rango: Obeso Clase I (30-34.99)
Rango: Obeso Clase II (35-39.99)
Rango: Obeso Clase III (40- endless)
Rango: Delgadez severa (0-17 BMI)
Rango: Delgadez aceptable (17-18,5)
Rango: normal (18,5-25)
Rango: Sobrepeso (25-30)
Rango: Obeso Clase 1 (30-35)
Rango: Obeso Clase II (35-40)
Rango: Obeso Clase III (40- endless)

Tabla


Consulta la tabla a continuación para saber más sobre el indice correspondiente a la Organización Mundial de la Salud (OMS):
ÍNDICE MASA CORPORAL CLASIFICACIÓN
<16.00
16.00 - 16.99
17.00 - 18.49
18.50 - 24.99
25.00 - 29.99
30.00 - 34.99
35.00 - 40.00
>40.00
Infrapeso: Delgadez Severa
Infrapeso: Delgadez moderada
Infrapeso: Delgadez aceptable
Peso Normal
Sobrepeso
Obeso: Tipo I
Obeso: Tipo II
Obeso: Tipo III

IMC: que es, para que sirve y como se calcula


Todos aquellos que se preocupan por su salud y desean verse bien recurren a todo tipo de dietas y diferentes formas para bajar de peso. Esto es válido, ya que cada persona debe tener un peso ideal en conformidad con su estatura. Muchas veces, si estos dos casos no compaginan adecuadamente, puede estarse frente a un problema de obesidad, o mucho peor, obesidad mórbida. Para evitar estar con exceso de peso, o incluso bajar de manera despedida es necesario estar al tanto de IMC. Ahora bien, ¿Qué significan estas siglas? ¿Para qué sirve y como se calcula? A continuación la respuesta.

¿Qué es el IMC? ¿Para qué sirve?

Por sus siglas se denomina Índice de masa corporal, y es posible calcularlo tomando en cuenta el peso y la altura. Como se explicaba anteriormente, todos deben tener un peso ideal que compagine con la estatura. Por ejemplo, una persona que mide 1,90 más de altura, no debería pesar lo mismo que alguien que mide 1,5º, y en caso de ser así entonces hay un serio problema de salud en alguna de las dos personas implicadas. Por este motivo es necesario hacer dicho cálculo de masa corporal, ya que es el primer acercamiento al estado nutricional, y este punto es realmente significativo ya que el peso incide de manera directa en lo que tiene que ver con la salud de la persona. Aunque es cierto que los nutricionistas se valen de muchos más datos para realizan una valoración nutricional más acertada, el IMC es sumamente útil para tener una idea del estado nutricional de una persona de acuerdo a su peso, ya que dicha valoración puede tomar mucho tiempo e incluso dinero. En vista de lo anterior, se puede llegar a la sencilla conclusión de que el IMC sirve para hacer una valoración nutricional, basados en el peso, estatura y edad de la persona. De este modo se puede hacer una evaluación del estado de salud de alguien en base a ello.

¿Cómo se calcula el IMC?

El índice de masa corporal puede ser calculado llevando a cabo una operación muy sencilla de realizar, y consiste en hacer una división de la masa en kilogramos (peso), entre la estatura expresada en metros (altura). Solo es la siguiente fórmula: Una vez que se han obtenido los resultados se puede determinar si se está en el peso ideal haciendo una comparación con una tabla que haya sido estipulada por la Organización Mundial de la Salud. Estos índices pueden ser clasificados por categorías específicas, que sirven para lograr una valoración de la salud, y son:

Infrapeso severo

Esta es una categoría muy delicada, ya que es posible que la persona no esté contando con suficientes proteínas en la alimentación, o carbohidratos, tal vez cada uno de ellos. Además también puede tratarse de un serio problema de bulimia o anorexia, por lo que se debe tratar pues se puede llegar al punto de la hospitalización.

Infrapeso moderado

En este punto la persona no requiere la hospitalización, pero se debe estar en constante supervisión, ya que en este punto se puede llegar rápidamente al infrapeso, lo que supone un grave peligro para la salud.

Bajo peso

En este caso, con la ayuda de un buen médico nutricionista, la persona puede recuperar en poco tiempo su peso adecuado. Solo se necesita constancia y esfuerzo para logarlo, por el bien de la salud.

Peso normal

La persona se encuentra en un nivel totalmente normal, pero no por ello debe darse por sentado el asunto, así que se sugiere una visita regular al médico para mantenerse estables desde el punto de vista nutricional.

Sobrepeso

Al hablar de sobrepeso se entiende que la persona sale de los límites normales en cuanto al peso, y se podría establecer como el principio de obesidad. Si la persona se encuentra en este punto, es adecuado que visite a su médico para poder llegar al límite que se encuentra arriba, ya que este caso incide directamente en la salud, logrando causar problemas como la diabetes, tensión alta, entre otros.

Peso crónico (Obesidad grado I)

Aquellas personas que se encuentren en esta situación no deben darlo por sentado. Lo aconsejable en todo momento es evitar correr riesgos en cuento a materia de salud, ya que algunos aspectos de esta pueden irse agravando de manera desmedida. Es vital que la persona ponga de su parte y siga las indicaciones de los médicos.

Obesidad Premórbida (Obesidad grado II)

Las complicaciones de salud no tardaran en llegar, así que es necesario tomar medidas en cuanto al asunto y proponerse a contratar la ayuda de un especialista. En caso de haberlo hecho lo recomendable es seguir sus instrucciones para mejorar de manera adecuada.

Obesidad Mórbida

En el caso de obesidad mórbida, la persona podría requerir una operación para tratar el problema, ya que con las dietas difícilmente se pueda lograr algo. En caso de que se pueda por medio de dietas, es necesario tomar en cuenta que tomará algo de tiempo y mucho autodominio, así que no hay que darse por vencidos para lograrlo porque si se puede. La vida depende de ello. IMC no es igual en hombre y mujeres Debido a que la masa ósea entre hombres y mujeres no es la misma, no es igual el IMC para un hombre que para una mujer, así tengan la misma edad y estatura. Ahora bien, es posible hacer un cálculo general en cuanto al tema, haciendo una aproximación de la siguiente manera: 18.25 a 25: En cuanto a estos intervalos existentes en adultos con edades comprendidas entre 25 y 34 años se considera saludable. Quienes se hallan por debajo de 18 tienen un índice de mal nutrición o un grave problema de salud. Quienes tienen un índice superior a los 25 tienen sobrepeso. Todas estas edades comprendidas con un índice mayor a 30 presentan una obesidad leve, mientras que quienes tienen más de 40 se puede catalogar como obesidad mórbida.

En las edades incluidas anteriormente, las mujeres tienden a tener un IMC de 21, y en el caso de los niños tienen un valor especificado debido a la edad y sexo.

Hablando de las personas de mayor edad, se ha determinado que a partir de los 25 años este índice aumenta un punto más, lo que significa que un índice de 28 s rotalmente normal para todas aquellas personas que tienen entre 55 y 65 años de edad.

Cada uno de estos aspectos importantes es vitales tomarlos en cuenta, ya que la salud es realmente importante. Es fundamental no olvidar que todos aquellos que sufren de sobrepeso pueden padecer enfermedades cardiacas y otros problemas.

Es aconsejable mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicios de manera frecuente para lograr esa meta de estar esbeltos y a la vez saludables. También no debe darse por sentado una visita al médico, estos profesionales de la salud están debidamente capacitados para dar instrucciones precisas para lograr mejorar la calidad de vida. Nadie ha dicho que sea fácil, pero con mucho esfuerzo se puede lograr en menos tiempo de lo que se cree, poniendo la constancia en primer lugar. Por este motivo, es realmente importante calcular constantemente el IMC.